¿Qué es la parafina?

27 Ago 2019

¿Qué es la parafina?

La parafina es un elemento de gran popularidad en el sector de la estética y la belleza, que se encuentra presente en multitud de productos cosméticos y del cuidado de la piel. Usualmente se utiliza en tratamientos realizados en fisioterapia como alivio de contracturas y patologías musculares, o en aquellos procedimientos reductores o reafirmantes.

Su origen se sitúa en la segunda mitad del siglo XIX, siendo el químico Carl Reichenbach el que consiguió esta mezcla de hidrocarburos relacionados con la destilación del petróleo.

Como ya hemos indicado, la parafina tiene como origen una serie de hidrocarburos que proceden del petróleo y también del carbón, y tiene una consistencia de aceite mineral que posteriormente ha de ser tratado en laboratorio para su aplicación en seres humanos. Sus usos y aplicaciones cubren un amplio abanico de productos y tratamientos, siendo manipulado para la fabricación de velas, en alimentación o como tratamiento corporal.

 En cuanto a las propiedades de la parafina hay un elemento fundamental a tener en cuenta con este producto, la temperatura. Este elemento conduce el calor de forma homogénea y son las altas temperaturas las que activan sus beneficios.

 La hidratación es una de las más importantes aplicaciones de este producto, ya que consigue una mejora del flujo de nuestra sangre cuando lo aplicamos, lo que produce una humectación desde las capas más profundas de la piel hasta el exterior visible. Además, a este efecto se suma la continuidad en el tiempo de estos efectos hidratantes mediante la creación de una capa protectora frente a agentes externos que puedan hacer resentirse la piel.Esto viene relacionado con una piel de aspecto más suave y terso, ya que además ayuda a abrir los poros y les aporta una sensación calmante, evitando que la piel tenga un aspecto seco y rígido. Por todo ello, se usa de forma continuada en disciplinas cosméticas como la manicura y la pedicura o en tratamientos faciales.

 Sin embargo, su aplicación más importante es aquella relacionada con el área de la fisioterapia o rehabilitación en patologías como la artrosis, la artritis, la tendinitis o las contracturas y torceduras.

 En Balneario San Andrés se incluye la parafina dentro de nuestros tratamientos hidrotermales, aplicado de forma local especialmente en la zona de las manos y las muñecas. Para ello, se funde el producto hasta que se muestra en la consistencia deseada mediante unos recipientes especiales que garantizan los mejores efectos con las mayores garantías. La aplicación se lleva a cabo a temperaturas que varían entre los 45 y 55 grados centígrados en diferentes capas. Este servicio puede ser combinado con otros como, por ejemplo, el parafango termal que también se utiliza a altas temperaturas.


Volver

Entendido

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.