Balnearios y embarazo. ¿Es aconsejable acudir?

15 Dic 2020

Balnearios y embarazo. ¿Es aconsejable acudir?

Cuando estás embarazada, previamente a cualquier actividad que vayas a realizar, debes consultar si es aconsejable o no. Es por ello que, en este artículo, te vamos a resolver todas tus dudas sobre los balnearios en el embarazo.

¿Es aconsejable ir a un balneario embarazada?

Cuando estás embarazada debes renunciar a muchas actividades por el bien de tu bebé pero ir a un balneario no es una de ellas.

La Asociación Nacional de Balnearios expuso que es totalmente falso que una embarazada no pueda acudir a un balneario. Estos están compuestos por aguas terapéuticas mineromedicinales con múltiples beneficios y ayudan a atenuar los dolores típicos de un embarazo.

A pesar de esto, lo que si debe elegir bien una embarazada es el tipo de tratamiento que puede realizarse ya que no todos están indicados para esta etapa de la vida de una mujer.

Beneficios de los balnearios en las embarazadas

Aunque, como hemos dicho anteriormente, las embarazadas pueden realizarse tratamientos en los balnearios, te recomendamos que siempre sea a partir del segundo trimestre y que lo consultes previamente con tu médico.

En los balnearios siempre te aconsejarán qué tratamientos son buenos para ti y normalmente tienen terapias adaptadas al embarazo.

Con estos tratamientos normalmente tratan de aliviar las molestias que suelen darse durante los meses de gestación.

Los dolores de espalda son los más frecuentes durante el embarazo y se suelen mejorar con masajes como el terapéutico ya que alivia el dolor y reduce la tensión muscular.

Otra situación que suele repetirse durante el embarazo es la hinchazón de las piernas y los pies. Esto se suele agravar con los cambios de estación y de temperaturas. Esto se suele combatir con drenajes linfáticos para ayudar a depurar y mejorar la retención de líquidos y baños en pies y piernas con agua fría y caliente lo que ayuda a reactivar la circulación.

Por último y no menos importante, en el embarazo los cambios de humor, el estrés y el cansancio son muy frecuentes. Es por ello que los tratamientos relajantes y de belleza son ideales para aumentar el ánimo y verte con fuerzas para afrontarlo.

Tratamientos termales desaconsejados para las embarazadas

Como hemos mencionado al principio del artículo, hay ciertos tratamientos que no deben realizarse bajo ningún concepto en los balnearios. Algunos de ellos son:

- Cualquier tratamiento con efectos térmicos o mecánicos en el primer trimestre del embarazo.

- Baños de vapor y saunas ya que el calor y sudor disminuyen el flujo sanguíneo y al bebé podría llegarle menos oxígeno.

- Piscinas de contraste.

- Masajes enérgicos y que se aplique calor.

- Masajes con fuertes presiones.

- Al final del embarazo, los baños en cualquier piscina por el riesgo a coger una infección vaginal que pueda afectar al bebé ya que el tapón cervical puede haberse desprendido y el bebé queda desprotegido.

 

Si quieres estar al tanto de todas las novedades sobre el cuidado de tu cuerpo sigue nuestro blog. Te informaremos de todo lo que necesitas saber para que tu cuerpo esté en equilibrio.

 


Volver

Entendido

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.