El castillo de Canena

El castillo de Canena

Quienes vivimos en Canena, en la provincia de Jaén, sabemos la suerte que tenemos de poder vislumbrar diariamente el castillo de Canena, considerado uno de los monumentos más bellos de Andalucía.

El castillo de Canena es el edificio más emblemático del municipio. De hecho, se asienta en el centro del pueblo y todo gira a su alrededor, ya que configura la trama urbana de la población.

Repaso histórico

Esta obra es anterior al siglo XIII y por sus suelos han pasado muchas civilizaciones. Los árabes fueron los primeros en construir lo que hoy conocemos el castillo de Canena. Este se encontraba sobre un asentamiento romano. Después, pasó a convertirse en fortaleza de la Orden de Calatrava en la Reconquista española. Finalmente, en 1538, el castillo de Canena es adquirido por don Francisco de los Cobos, secretario del Rey Carlos V, y el responsable de restaurarlo y dejarlo tal y como lo conocemos en la actualidad.

El castillo de Canena es un ejemplo del gran legado renacentista que dejó Andrés de Vandelvira, emblemático arquitecto de la época. Este fue contratado por don Francisco de los Cobos, gran mecenas del Renacimiento de Úbeda y su comarca.

Don Francisco de los Cobos compra en 1538 la villa de Canena, pasando así a ser el castillo también de su propiedad. Unos años más tarde, en 1577, y sin permiso real, el caballero decidió levantar un nuevo castillo, modificando y restaurando lo que hoy es el castillo de Canena. Aunque comenzó su restauración bajo el pretexto de defenderse de sus enemigos, lo que en realidad perseguía de los Cobos era dar un paso más para inmortalizar su nombre con el patrocinio de otra portentosa obra arquitectónica, alargando así la lista de largos inmuebles emblemáticos bajo su propiedad. Sin embargo, y muy a su pesar, don Francisco de los Cobos no pudo ver terminadas las obras del castillo de Canena, como sí hicieron, por ejemplo, su viuda y su hijo.

El castillo de Canena es de tal envergadura en el patrimonio histórico que ha sido citado, incluso, por el Marqués de Santillana en una de sus serranillas, además de compararse con el castillo de La Calahorra en Granada. El castillo de Canena es declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional. A finales del siglo XX, pasa a ser propiedad privada.

Descripción del castillo

El castillo se distingue por su armónica proporcionalidad tan característica de la arquitectura de mediados del siglo XVI, por un clasicismo canónico y una singular elegancia. Es de planta cuadrangular y posee dos grandes torres circulares que protegen los ángulos de la fachada principal y otras dos en la parte opuesta. La torre del homenaje, dentro de las murallas del castillo, alberga una biblioteca en su interior.

El patio interior cuenta con una doble galería y una escalera claustral. La portada, con un arco de medio punto, estuvo protegida con un foso y un puente levadizo. Aunque actualmente no se conserva, se observan en la portada del castillo las muescas y aberturas de las antiguas cadenas.

El castillo de Canena, en su momento, satisfizo una doble necesidad: por una parte, respondía a un edificio defensivo destinado a proporcionar seguridad a sus habitantes; por otra parte, consistía en un palacio urbano destinado a proporcionar prestigio y seguridad a las personas que lo mandaron construir.

Si visitas el balneario San Andrés, ¡no te olvides de pasar por Canena y disfrutar de semejante monumento!

Volver

√öltimas entradas:

Rese√Īas
4.4/5 956 rese√Īas
Valoraciones en Tripadvisor 4.0/5 130 rese√Īas
Valoraciones en Booking 8.3/10 242 rese√Īas
4.4/5 176 rese√Īas

Suscríbete a nuestra newsletter

Podrás estar al día de todas las novedades del centro, recibirás consejos de salud e información de valor sobre el cuidado de nuestro cuerpo. Además serás el primero en conocer todas nuestras ofertas y sorteos de redes sociales.